El ex empleado de Wells Fargo Advisors fue acusado de una estafa de cripto Ponzi de $ 35 millones


Según los informes, una estafa criptográfica de Ponzi de $ 35 millones ha engañado a 150 inversores estadounidenses. Las víctimas presentaron una demanda colectiva y arrastraron a los asesores de Wells Fargo como acusados. Una subsidiaria de Wells Fargo, Wells Fargo Advisors, es actualmente la novena firma de corretaje más prominente en los Estados Unidos. Las víctimas afirman que la empresa no verificó las acciones fraudulentas emprendidas por su empleado, que finalmente culminaron en la estafa criptográfica Ponzi.

Según las presentaciones judiciales, un ex empleado de Wells Fargo Advisors es responsable de inventar la elaborada estafa por un valor de $ 35 millones. James Seijas, supuestamente, se unió a otros empleados para establecer una entidad llamada Q3. Los inversores crédulos fueron atraídos a invertir en su esquema fraudulento. Siejas acordó a un cirujano certificado llamado Quan Tran y un ex miembro del personal de UBS Securities llamado Michael Ackerman.

La estafa de Crypto Ponzi fue diseñada ingeniosamente bajo un disfraz de inversión profesional

Los inversores pronto se dieron cuenta del engaño y notaron que los estafadores habían gastado todo su dinero en compras. El acusado usó solo $ 10 millones para fines de comercio de activos criptográficos y abusó de los fondos restantes para uso personal. Curiosamente, la estafa de cripto Ponzi fue diseñada de manera elaborada y con una astuta claridad. Siejas utilizó el factor de confianza asociado con Wells Fargo Advisors. Como se trata de una marca de corretaje bien establecida, los inversores no pensaron un segundo antes de desviar su dinero. Quan Tran convenció a sus amigos del ámbito médico para participar en el plan.

El grupo Q3 ahora enfrenta cargos de conspiración para cometer fraude. Las víctimas acusaron a Wells Fargo de negligencia y de no verificar las acciones maliciosas de sus empleados. Tal comportamiento va en contra de la política de empleo de la corredora. La corredora enfrenta cargos de responsabilidad indirecta.

El creciente gráfico de estafas de cripto Ponzi no está dando un respiro a los inversores. A medida que crece el reino criptográfico, también lo hacen estos elementos desafortunados. El reino de las criptomonedas todavía está experimentando un crecimiento orgánico y, como tal, las regulaciones aún no están claras en comparación con los mercados financieros tradicionales. Por lo tanto, los inversores siempre están advertidos de no caer en esquemas que prometen altos rendimientos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *